Los estibadores portuarios gozan de una tradición increíble, se dice que puede llegar a ser uno de los oficios más antiguos de la historia, ya que el comercio marítimo siempre ha sido una de las principales vías para el comercio.

A pesar de ser un oficio antiguo y del riesgo que este conlleva, es uno de los oficios con más demanda en el panorama laboral y esto es debido a que los estibadores portuarios gozan de salarios muy elevados y, no solo eso, también se presume un futuro laboral muy positivo debido a la globalización y al aumento de las ventas online.

¿Qué son los estibadores portuarios?

Los estibadores portuarios son los operarios dentro del puerto que se encargan de las diferentes tareas que supone la carga y descarga de mercancías en los barcos, así como la clasificación o el almacenaje.

Parece una tarea sencilla, pero es realmente minuciosa e importante, porque de su trabajo no solo depende la integridad de la carga sino también de la seguridad del buque y con mayor importancia la vida de la propia tripulación.

¿Cuál es la función de los estibadores portuarios?

Como la propia palabra indica la principal función de los estibadores portuarios es realizar la estiba, que no es otra cosa que la carga y descarga de buques, poniendo especial énfasis en la óptima distribución de la mercancía. Para ello, deben tener en cuenta diferentes aspectos, como el peso y la altura de los contenedores que se transportan, así como su volumen para no hundir el barco por exceso de peso.

Otra cuestión importante que deben plantearse es el desplazamiento del buque en su transporte, este desplazamiento no siempre se realizará de manera vertical, ya que por el oleaje este puede variar y la mercancía verse comprometida, es de imperativa importancia que los estibadores calculen estas posibles adversidades para proteger tanto a la mercancía, al buque y a la tripulación de posibles daños. Deben conocer por tanto el centro de gravedad del volumen de agua que desplaza el barco para evitar posibles escoras.

Las funciones diarias que lleva a cabo un estibador portuario, además de las mencionadas, son muchas y diferentes entre ellas. Podemos destacar las siguientes:

  • Operar con grúas en manipulación de cargas.
  • Conducción de cabezas tractoras.
  • Manejo de carretilla elevadora
  • Trincaje de carga.
  • Recepcionar carga y descarga.

Riesgos laborales de los estibadores

Los riesgos laborales a los que se expone un estibador portuario son muy elevados debido al peso de las mercancías, a las alturas a las que en ocasiones se trabaja, a la maquinaria utilizada o a la presión en la que se realiza las tareas. Además, el riesgo laboral de los estibadores puede verse aumentado exponencialmente si además deben realizar las funciones anteriormente mencionadas en condiciones climatológicas adversas, algo muy normal en este sector.

Ante tales riesgos es importante que el personal dedicado a la estiba sea lo más profesional posible y que en todo momento sea consciente de la peligrosidad de estos y, lo más importante, cómo minimizarlos para poder llevar a cabo su trabajo de una manera óptima. Por tanto, las medidas preventivas son de vital importancia en la industria portuaria

Requisitos para ser estibador portuario

Los requisitos básicos para optar a este puesto de trabajo son los siguientes:

  • Titulación FP de grado 2 o equivalente
  • Carné de conducir camiones C1
  • Aprobar un examen cultural y pruebas psicotécnicas.

¿Quién contrata un estibador?

Los estibadores portuarios son contratados por las Autoridades Portuarias y por empresas estibadoras (SAGEP) pero desde el año 2008 apenas se han ofertado plazas y la mayoría de los puestos de trabajo son heredados de padres a hijos.